Un grupo de la Guardia Civil vigilará los drones en espacios que requieren de una seguridad especial