José Miguel invitó a lo grande a sus compañeros el día que mató a Mar