La mujer y la niña fallecidas en El Molar llevaban varias horas muertas y con heridas por arma de fuego