El anciano aficionado a rayar coches que tiene hartos a sus vecinos: "Estoy mal de la cabeza"