La portavoz de CEAPA destaca que el problema de la conciliación "ha quedado en evidencia" con la crisis del coronavirus