Los jóvenes se enfrentan a la policía que ha intentado disolver los botellones sin medidas anticovid de Sants, Barcelona