El asesino del niño de 9 años de Lardero ya había intentado llevarse a otros niños y fue condenado por asesinato