Un atracador ‘fantasma’ entra de noche a un hotel para no llevarse nada