Los héroes de Sierra Bermeja, exhaustos ante un fuego que no cesa