Desalojan las playas de Barcelona convertidas en lugar de reunión de los jóvenes tras el cierre de las discotecas