A Celia Barquín le han arrebatado su sueño: su asesinato le impedirá ser como sus ídolos