El supuesto asesino de Celia Barquín tenía la intención de violar y matar a una mujer