Las fronteras españolas, blindadas frente al coronavirus