Ni chip, ni permisos, ni seguros... Los 6 perros de Eva y Luisa no tenían los papeles en regla