El show de la viuda negra: entra en los juzgados en volandas y en pijama