Más masturbaciones y sexo online y menos placer: la pandemia afecta al sexo de la mitad de la población