El desfase tras el fin del estado de alarma se pagará caro: los expertos temen "una explosión de casos"