Denuncian la actuación musical en una discoteca de Torremolinos: sin distancia, sin mascarillas y escupiendo sobre el público