Casi se despeñan por un barranco de Cazorla por seguir las instrucciones del GPS