Empotra su 4x4 en el altar de una iglesia en Sonseca afirmando que estaba endemoniado y necesitaba refugio