Una empresa gaditana produce un combustible basado en residuos fecales