Mano dura contra la prostitución: multas a los clientes y cierre de locales