Espetos para uno y raciones individuales: los chiringuitos se adaptan como pueden a la desescalada