Una familia a punto de morir tras incendiarse su casa en La Coruña, a salvo gracias a su gata