El Gobierno prohíbe la circulación en toda España salvo en caso excepcionales