Dos guardias civiles de Cádiz llevan la medicación a un niño con autismo