La historia del robo más lento de los últimos tiempos