El fuego se estabiliza en Gran Canaria y los vecinos empiezan a volver a sus casas