Entramos en el hotel convertido en hospital: Cristina no sabe cómo se contagió pero ya está curada