Hoy podríamos renombrar como ‘Catarata’, ‘Río’ o ‘Balsa’ las calles de Ronda, Málaga