El presidente de la Conferencia Episcopal: "Se ha triplicado el número de peticiones de gente que ya no puede más"