La libertad provisional de 'La Manada' devuelve la indignación a las calles