Los líderes políticos acuden la manifestación de Barcelona y protagonizan un duelo de acusaciones