La lluvia y el granizo respetan una de las más tranquilas 'Madrugás' en Sevilla