Menús de Navidad sencillos, sabrosos y económicos: reducir proteínas e incluir verduras