Los niños de Godella, con evidentes signos de haber sido asesinados a golpes