La nueva normalidad entre mamparas, bares con mascarillas, autocines y discotecas en coches