Los okupas abandonan la casa de Francisco: el padre que vivía con su hijo con discapacidad en un coche en Bonavista