Las ONG españolas que colaboran en el Sáhara mantendrán su trabajo a pesar de la preocupación tras la advertencia de Interior