El 20% de las operaciones estéticas son ahora para corregir alguna intervención antigua