Un operario chino queda suspendido a 17 pisos de altura tras romperse su arnés