La pandemia agudiza la imaginación: los inventos provocados por el coronavirus