Mascotas vs niños: muchas parejas prefieren los animales a los hijos