Las playas de España, desbordadas: caso omiso a las medidas pese al aumento de los brotes