Las playas se preparan para el calor y las multitudes en el primer fin de semana desde la reapertura