La plaza de toros del Puerto de Santa María en Cádiz, abarrotada, indigna en medio de los rebrotes