Un policía ruso arriesga su vida para salvar a un bebé a punto de ser lanzado al vacío