Una botella y un pijama que no aparece, entre las claves en la investigación de la niña fallecida en su vivienda en Lugo