Prácticas de medicina en el aire: otro efecto colateral del coronavirus