Los psicólogos advierten de los efectos de la pandemia: se dispara el síndrome del hambre de piel